Divino Salvador Mérida
Viernes, julio 15th, 2016 at 9:15am
Por este medio te invitamos a unirte a la celebración del 130 Aniversario de esta iglesia, en esta ocasión si conoces a alguien o bien si dominas alguno de estos instrumentos, comunicante con nosotros.
7 3    Ver en Facebook
Divino Salvador Mérida
Miércoles, julio 6th, 2016 at 2:35pm
Compartimos una segunda parte de los bellos momentos del taller del pasado sábado 2 de Julio 2016. Taller de evangelismo práctico.
1 1 2    Ver en Facebook
Divino Salvador Mérida
Martes, julio 5th, 2016 at 1:23pm
Con diploma de haber tomado el curso de evangelismo práctico concluye el taller, con una buena asistencia y con compromiso para poner en marcha este trabajo. Gloria a Dios.
2 7    Ver en Facebook
Divino Salvador Mérida
Domingo, julio 3rd, 2016 at 5:23pm
   Ver en Facebook
Divino Salvador Mérida
Domingo, julio 3rd, 2016 at 5:21pm
DEVOCIONALES PARA LA FAMILIA
Julio 3 Domingo ¿TE DEBO ALGO?

Lectura bíblica Romanos 13:6, 7
Pagad a todos lo qiue debéis. Romanos 13:7

Escucha estas frases, y fíjate si se parecen en algo que has dicho.

¿Me prestas un peso? Mañana te lo devuelvo.

Gracias por hacerme este favor. Te debo una.

Si me ayudas a limpiar mi cuarto yo te ayudo con el tuyo la semana que viene.

¿Me dejas comprarlo, papá? Te lo devuelvo en pagos semanales hasta completarlo.

Te voy a extrañar cuando te mudes. ¡Te escribiré todas las semanas!

Mamá, te prometo que limpio mi cuarto en cuanto termine este programa.

Cuando prometes algo es como usar una tarjeta de crédito. No cuesta nada tirar la tarjeta sobre el mostrador, firmar y retirarte con algo que quieres. Pero en unas semanas, recibes una cuenta de la compañía de la tarjeta de crédito. Ha llegado el momento de pagar. Para entonces, quizá no quieras el DVD tanto como quieres el dinero que debes. Es posible que te hayas hastiado del DVD y lo hayas guardado en un estante. Ya estás arrepentido de haberlo comprado.

Un secreto para andar bien en la vidas es pagarle a las personas lo que les debes. Y no sólo el peso que pediste prestado ayer en la escuela para comprar un dulce. Pagar el dinero que debes es importante. Pero también lo es cumplir todas las promesas que les haces a tus amigos, hermanos y hermanas, padres o extraños. La pregunta importante es ésta ¿Pagas lo que debes o te olvidas de tus promesas?

Fíjate en esta frase maravillosa: Jesús siempre cumple las promesas que te hace.

Prometió dar vida “en abundancia” (Juan 10:10). Cumplió esa promesa de llevar tu vida de cosas buenas, ¿no es cierto?

Dijo: “Porque…(Jesús) ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10) y eso es exactamente lo que hizo cuando se encarnó y murió en la cruz.

Jesús prometió: “Yo estoy con vosotros los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20) ¿no es cierto que has sentido que realmente ha estado contigo?

Él prometió una eternidad en el cielo. Dijo “Y os tomaré conmigo; para que donde yo esté, vosotros también estéis” (Juan 14:3). ¿Es ésta una promesa que te sientes seguro que cumplirás?

Cuando Dios nos dice que paguemos lo que debemos cumpliendo nuestras promesas, nos está pidiendo que hagamos algo que él ya ha hecho, todavía esta haciendo y hará siempre.

PARA DIALOGAR: ¿Para qué molestarte por cumplir tus promesas? ¿De que manera te inspira saber que Jesús cumple las promesas que te hace?

PARA ORAR: Señor Jesús, ayúdanos a ser fieles en cumplir las promesas que hacemos.

PARA HACER: ¿Hay alguna promesa que has dejado pasar? ¡Vé y cúmplela antes de hacer cualquier cosa!
   Ver en Facebook


Iglesia Nacional Presbiteriana de México A.R.

"El Divino Salvador"
Registro Constitutivo SGAR/126:1/94
Presbiterio del Mayab
Mérida Yucatán México